Portada

Imaginario Tropical/

Ana Gómez,Julieta Consentino

Una tortuga inflable flota a la deriva en las quietas aguas de la alberca de un hotel en la Costa Esmeralda del Golfo de México. La cabeza de un venado, disecada como trofeo de caza, corona la chimenea de una sala a media luz con tapetes persas, sillones de piel y mesitas de caoba. Una película animada se proyecta en una enorme sala de cine. En la pantalla un conejo conversa con un venado que recién aprendió a caminar. Tal parece que Imaginario Tropical se ha valido de fragmentos de recuerdos colectivos -nostálgicos y simbólicos- para construir un muestrario de un mundo que nos seduce por su familiaridad, pero que incluye su propio cosmos. Si bien, los seres de Imaginario Tropical deambulan entre el recuerdo del sonido del cooler desvencijado refrescando una habitación o la obsesión por la reproducción de un objeto zoomorfo que habitó en una vitrina en casa de la abuela –y que siempre nos prohibió tocar- nos obligan a darles una nueva lectura. ¿Un manual moderno de zoología fantástica despojado de un propósito didáctico y admonitorio? ¿Un cuestionario sobre lo utilitario del soporte cerámico – y lo utilitario mismo- así como su fragilidad? ¿Una mirada irónica a nuestra relación con el ocio y referente a un mundo exótico?

 

Acostumbradas a utilizar la cerámica como el soporte de su trabajo y cuestionar su condición utilitaria, las artistas Julieta Consentino (Argentina) y Ana Gómez (México) colaboran juntas por tercera ocasión, mezclando su proceso creativo y enriqueciendo su versión muy particular del trabajo de cerámica. Julieta Consentino, con un ojo agudo para encontrar el lado lúdico de objetos que parecerían destinados a pasar inadvertidos, haciendo tirajes pequeños para resignificarlos y presentarlos bajo una óptica distinta, demostrando que en el arte se puede tener sentido del humor. Ana Gómez, generando un dialogo entre la materia y su contexto, ya sea cuestionando su fin original, buscando darle un nuevo significado a la relación que mantenemos con el objeto o poniendo en duda la fragilidad intrínsica de la materia. Tomando lo exótico como punto de partida, Consentino y Gómez hacen evidente no solo el echo mismo de que cualquier cosa pueda ser reproducida de manera industrial, sino que también magnifican su exotismo. Así, un objeto destinado a flotar en una alberca se transforma en algo pesado y frágil. A la vez que su reproducción se vale de detalles visuales que nos recuerdan a platos y otros objetos cerámicos considerados exquisitos bajo otras circunstancias, haciendo referencia obligada a es cuestionamiento de lo refinado en parte de la obra de Jeff Koons. Una ironía que se magnifica sin perder su esencia exótica.

 

De aquel ensayo0 colaborativo que se diera entre Julieta y Ana en el 2011 en Buenos Aires, Argentina, se abrió la posibilidad para continuar trabajando juntas. Seleccionadas para el Programa de Producción del Centro Cultural Border en 2015, intervinieron un muro con gráfica y cerámica viendo las posibilidades que presentaban el tema y la forma de trabajo en conjunto. Ese fue el génesis de Imaginario Tropical que hoy se presenta en eMe Espacio de Arte.

 

Mathew Sanabria

Secured By miniOrange