Header

Travesías/

Pilar Bordes

19 de noviembre de 2015

Bajo el título de Travesías Pilar Bordes muestra al público su trabajo de los últimos tres años. Dueña de una sólida experiencia como grabadora e impresora, hace uso de las mas variadas técnicas para expresar sus preocupaciones artísticas. Lo mismo en el papel que sobre el mármol, la cerámica, la madera o el lienzo, va plasmando los episodios que han marcado su vida mediante esgrafiados o pequeñas incisiones repetidas periódicamente.

Tal vez sin proponérselo, Bordes hace un recuento de las motivaciones que han dado cause a su desarrollo dentro de las artes plásticas. A manera de narración autobiográfica, sus viajes forman parte del universo de esta serie, marcando uno de los ejes que han dado origen a su creación: un recorrido por el camino de Santiago, una visita a la India y otra al Santuario de Atotonilco en Guanajuato, señalan la huella que han dejado sobre la artista.

A pesar de que ha elegido el lenguaje de la abstracción su obra permite una lectura sobre sus gustos e intereses. Con base en repeticiones y alteraciones de una misma placa, arma el andamiaje de su propuesta estética, construyendo complejas estructuras a partir de un microcosmos. Entre caligrafías, símbolos taquigráficos y electrocardiogramas, van apareciendo elementos que traducen su admiración por ciertos artistas y tendencias. Envueltas en la saturación de sus líneas se vislumbran las ciudades de Macotela, las lluvias de Vicente Rojo y las abstracciones oníricas de Joan Miró, mientras que en un viaje a través del tiempo, nos trae a la memoria la pintura rupestre y los códices precolombinos, para después recordarnos los divertimentos rítmicos de Paul Klee y los laberintos de Piet Mondrian, en un periplo que termina en las construcciones de Joaquín Torres García.

Paradójicamente, esta artista de carácter cálido y emotivo, busca en esta serie someter su propuesta al servicio de la razón matemática. Pero a diferencia del abstraccionismo geométrico, traslada los signos universales hacia una simbología personal. Y así, sin razón aparente, rompe la secuencia rítmica para dejar caer sobre la escena abstracta una cita autorreferencial, volviendo la mirada hacia un viejo trabajo figurativo, envuelto en el velo de la nostalgia.

En su particular geometría, Bordes combina el rigor matemático con la ondulación de las formas orgánicas y las referencias al mundo exterior, uniendo y repitiendo dibujos de pequeño formato para convertirlos en un gran todo armonioso que nos da cuenta del universo de sus afectos e intereses.

Ma. Fernanda Matos Moctezuma
Febrero 2015

Secured By miniOrange