Japo261

JAPONICE

21 de mayo de 2015
Ciudad de México, México

A partir del siglo XIX, comienza a coleccionarse en Europa el arte y la artesanía del Japón. La ola inicial de este interés se incrementó significativamente después de que, en 1854, Estados Unidos obligara al Imperio Japonés a abrir sus fronteras.

El impactante diseño japonés, la representación de la naturaleza y la vida cotidiana a través de la abstracción de las formas, las composiciones asimétricas y dinámicas, la rica paleta de colores, así como las depuradas técnicas artesanales y el uso de materiales sin procesar, inspiraron movimientos como el Arts and Crafts y el Art Noveau, lo que dio lugar a nuevos conceptos estéticos, conocidos como Japonisme.

 A finales del siglo XIX, Japón aceptó diversas influencias culturales de Occidente. La fotografía permitió a propios y extraños, plasmar de forma masiva e inmediata, paisajes, costumbres, personajes y tradiciones. Por su parte, en la pintura surgió una diferenciación entre el estilo occidental Yoga y el estilo Nihonga, categorías validas hasta hoy.

El gobierno japonés patrocinaba la exposición y venta de productos japoneses en las ferias internacionales, siendo estos pabellones los más visitados por el público.

Durante la Segunda Guerra Mundial, el esfuerzo bélico alcanzó el arte y el diseño japoneses. En esta época se produjeron carteles alusivos a la guerra que, por medio de la abstracción de los principales símbolos culturales, tenían como finalidad incentivar a la población civil a contribuir en todo lo posible para alcanzar la victoria.

En la década de los cincuenta, Japón comenzó una importante etapa de reconstrucción después de la devastación sufrida y para los años sesenta, el ascenso económico del país estaba asegurado, en gran parte, por la importancia mundialmente adquirida de las industrias relacionadas con el diseño.

Es entonces cuando resurge el interés por la estética japonesa por parte de intelectuales, artistas y curadores occidentales, quienes la usaron –y siguen usando- en revistas, libros y exhibiciones.

Actualmente, la cultura japonesa influye en numerosos aspectos de nuestra vida diaria a través de la moda, la electrónica, la gastronomía, el diseño industrial, el cine, la televisión y la literatura. El manga japonés contemporáneo es una de las formas literarias con mas seguidores a nivel mundial. Es un ejemplo tangible de cómo una cultura milenaria y con características bien definidas, adopta patrones estéticos externos, los moldea y los adapta de tal forma que los hace propios.

La exposición JAPONICE transporta el concepto de Japonisme al arte contemporáneo en México. Artistas de diversas disciplinas, inspirados en alguna manifestación cultural del Japón, crean piezas en donde su propio lenguaje visual se ve permeado por la estética, los símbolos y los motivos de esta cultura. El resultado es un amalgama de forma y fondo que nos hace viajar a ese lejano país y a lo mas inconsciente de nuestro bagaje cultural.

 

Secured By miniOrange